LA NOVIA DEL VIENTO • ÁBREGO PRODUCCIONES

SÁBADO, 8 DE AGOSTO, A LAS 22:00 H. – SANTANDER • 

Público: Adulto
Dirección: Pati Domenech
Intérprete: María Vidal

La Novia del viento no es una biografía dramática de Leonora Carrington. La obra pretende desde la afinidad ideológica y la admiración artística, rendirle un homenaje personal, que por esfuerzo de la voluntad resulta a la vez universal. Rebeldía, antiautoritarismo, anticonformismo originalidad y honestidad en la creación son los valores que me permiten entender la vida de esta artista imprescindible siglo XX.

En ese espacio de tiempo es en el que se desarrolla la pieza, un periodo lleno de acontecimientos extraordinarios marcados por el amor, el surrealismo, la política, la guerra, el feminismo, la represión, el castigo extremo por su inadaptación a las normas familiares y sociales, el intento de castración artística y existencial, y la recuperación de la libertad. Apunte de la Leonora que será posteriormente, completado con la asimilación de la rica cultura mexicana que absorberá por todos sus poros, y que junto a sus ancestros celtas, y la tradición católica familiar, conformará su inconfundible cosmogonía. Memorias de abajo es uno de los relatos más dolorosos y llenos de ella misma. El libro ocupa un lugar primordial en la bibliografía y en la biografía de Leonora, pues en él encontraremos los ingredientes que nos llevan a entender el trabajo y la vida de la artista. En la novela, nos narra el colapso nervioso que sufrió en Francia en el año treinta y nueve. La artista se encontraba en Saint-Martin d’Ardèche cuando una concatenación de hechos –la entrada de los alemanes en París y, por lo tanto, la inevitable partición en dos del territorio francés y la detención de Max Ernst por ser alemán– provocan en ella una crisis nerviosa que irá acentuándose con su huida del país y la entrada en España. Sus padres, conocedores de la situación de la artista, utilizan sus contactos y consiguen encerrarla en un manicomio en Santander, norte de España. Leonora nos irá contando en esta novela sus vivencias, convirtiendo el relato en una exorcización de su paso por el mundo oscuro de la locura y de la represión. Una vez acabado el brutal tratamiento de choque en España, sus padres intentan trasladarla a un centro psiquiátrico en Sudáfrica, pero ya, totalmente recuperada y lúcida, consigue zafarse de su enfermera-acompañante, entrar en contacto con Renato Leduc y, casándose con él, huir de la tutela paterna para llegar a Nueva York y posteriormente a México, a principios de los años cuarenta. Memorias de abajo, texto reivindicado por Breton y Mabille, posee la magia de lo oscuro, brillando en la literatura surrealista por méritos propios, convirtiéndose en el libro que da cierre a su vida de juventud. El relato se transforma en la plataforma que le permite, finalizar su relación con Max Ernst y con su padre y también muestra la denuncia de la violencia que se ejerce sobre las mujeres y, en este caso, sobre una mujer que al sufrir un colapso nervioso, se encuentra en una situación de debilidad frente a su familia y a la sociedad de su momento.